COMO TRABAJAR EL APRENDIZAJE EN LOS NIÑOS Y NIÑAS 2 A 3 AÑOS

Ir abajo

COMO TRABAJAR EL APRENDIZAJE EN LOS NIÑOS Y NIÑAS 2 A 3 AÑOS

Mensaje por francy lopez el Sáb Oct 08, 2016 11:22 am

El ámbito cognitivo es un aspecto esencial del desarrollo del niño de 2 a 3 años. El niño va consolidando el lenguaje, comienza a comprender conceptos abstractos y a relacionar unos conceptos con otros, mejora su capacidad de atención y memoria y progresa en el conocimiento y control de su propio cuerpo. Todos estos avances contribuyen al desarrollo de su inteligencia.
Publicidad


Desarrollo inteligencia niño de dos 2 a tres 3 años
Hasta los 7 años, los niños experimentan una serie de cambios únicos y extraordinarios, que nos van a diferenciar del resto de animales. Estos cambios se producen en el encéfalo, una parte del cuerpo que a los 2 años ya pesa el 75% de lo que pesará en la edad adulta.

El encéfalo sigue aumentando de tamaño y ampliando sus funciones. Esto se debe a una mayor proliferación de neuronas y al proceso de mielinización. Este proceso consiste en la segregación de una sustancia grasa y aislante que permite la transmisión de impulsos nerviosos de una neurona a otra. De forma que nuestro pensamiento se va volviendo más rápido y reflexivo. Este proceso dura muchos años, pero empieza a adquirir especial importancia en esta etapa.

El cambio más importante que se produce en los niños de 2 a 3 años en relación al desarrollo de su inteligencia es la forma en la que aprenden los niños: pasan del ensayo-error al aprendizaje por observación. Los padres se convierten en el ejemplo, el modelo a imitar. Ahora, los niños son capaces de formarse imágenes mentales de las cosas o las acciones. Esto les ayuda a comprender mucho mejor el mundo, aunque esta comprensión todavía está teñida por una desbordante fantasía. De ahí que, en esta etapa, surja el pensamiento mágico y el juego simbólico.

¿Realidad o fantasía?

Los niños de 2 a 3 años pueden empezar a tener amigos imaginarios, aunque esto no significa que todos los niños los tengan o los vayan a tener. El hecho de tener un amigo imaginario no es preocupante, al contrario de lo que puedan pensar algunos padres. Esto tiene que ver con su forma de entender el mundo, ya que todavía confunden la realidad con la fantasía.

Durante el juego, juegan a representar situaciones reales de la vida cotidiana, como si fueran un médico, un profesor, una madre, etc. Es decir, utilizan el juego simbólico. También empiezan a utilizar secuencias lógicas de acciones simples, como dar de comer a su muñeco preferido y luego acostarlo, y una vez acostado, arroparlo y apagar la luz.

Estos juegos se hacen cada vez más complejos y elaborados y es habitual que reproduzcan su propia rutina personal.

Un gran parlanchín

El niño de 2 a 3 años también aprende a expresarse mejor y comprende las principales construcciones gramaticales.

También, gracias al desarrollo del habla, es capaz de distinguir expresiones temporales (ahora, después, ...) y comprender el sentido de hoy y mañana. Por ejemplo, entiende perfectamente cuando le decimos: "después de la merienda, jugamos".

Conoce la diferencia entre sonido y ruido, grande y pequeño, dentro y fuera y objetos blandos y duros.

Un pequeño genio

Los niños de 2 a 3 años son capaces de nombrar objetos que han visto y que han desaparecido por un tiempo. Por ejemplo, cuando los padres preguntan -¿Cómo hace el perro?-. El niño responde -"Guau, guau"-.

También son capaces de hacer puzles o agrupar objetos por su forma, tamaño y color.

Si al principio el niño de 2 a 3 años reconocía los colores, pero no era capaz de nombrarlos, ahora lo conseguirá. De hecho, distingue el rojo, el amarillo y el azul. Y así, hasta 6 colores o más.

No obstante, no todos los niños aprenden al mismo tiempo, algunos son capaces de empezar a contar y nombrar los primeros números y otros no lo consiguen hasta más tarde. Pero por lo general comprenden perfectamente el concepto de "2".

También conocen su nombre, identifican algunos animales y los elementos más significativos de las estaciones del año (primavera, verano, otoño, invierno), la Navidad o el Carnaval.

Yo, el centro del mundo

Si en la anterior etapa el niño estaba más ocupado en observar el mundo exterior, ahora se centrará más en sí mismo y en su relación con lo que lo rodea. El niño se vuelve egocéntrico.

Al adquirir mayor conciencia de sí mismo, el niño de 2 a 3 años también reconoce y distingue las partes de su cuerpo (diferencia sus manos de sus pies, su cabeza de su tronco, ... ).

Hasta el momento no era consciente de la diferencia entre los niños y las niñas. A los tres años ya es capaz de distinguir su sexo.


francy lopez

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 24/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.