LAS ETAPAS DE LA INFANCIA

Ir abajo

LAS ETAPAS DE LA INFANCIA

Mensaje por Liliana Bedoya el Jue Oct 13, 2016 5:40 pm

La infancia es la segunda de las etapas dentro del desarrollo del ser humano, es posterior a la etapa o fase prenatal y precede a la etapa de la niñez. Es la etapa comprendida entre el nacimiento y los 6 años de edad.
El psicologo Suizo Jean Piaget denomina a los primeros meses de la vida como Periodo Sensorio-Motriz o sensoriomotriz (https://es.wikipedia.org/wiki/Jean_Piaget#Per.C3.ADodo_sensorio-motor_o_sensoriomotriz).En el momento del nacimiento el recién nacido recibe el nombre de Neonato.
2. PERIODO DE DESARROLLO DE LA INFANCIA:
En los primeros años de la etapa de la infancia tras el periodo neonatal, el ser humano se interesa en ejercitar sus órganos sensoriales, movimientos y lenguaje, y manipula de forma repetida los objetos que se encuentran a su alcance. A través de este aprendizaje en los tres primeros años el ser humano adquiere capacidades básicas como manejar sus manos, ponerse de pie, caminar, el hablar, hasta desplazarse por su propio medio.
La infancia es el periodo que transcurre desde el nacimiento a la madurez del niño. Se divide en etapas muy diferenciadas denominadas periodos de la infancia y sirven para agrupar a los niños según:
• Características físicas, psicológicas y sociales
• Comportamiento propio de cada edad
A través de estudios epidemiológicos conoceremos los riesgos a los que el niño se enfrenta en cada etapa (accidentes de la infancia) y conoceremos las diferencias que existen entre las distintas etapas según la edad.
• Período de la primera infancia (1-3 años)
Características:
o Deambulación
o Locución y expresión verbal
o Alimentación completa
o Asistencia a la guardería Cuadros infecciosos repetidos, en su mayoría virales, que provocan períodos de ingesta disminuida y un estacionamiento ponderal (talla y peso)
o Frecuentes trastornos del sueño
o Logros de autonomía (control de esfínteres)
o Exploración continua
o Fijar los límites y enseñar que los demás también cuentan
En este período el crecimiento se enlentece, por lo que necesita menor aporte energético. Este fenómeno es malinterpretado por la familia “El niño no aumenta de peso porque no come”. Esto constituye:
o Importante fuente de angustia
o Repetidas consultas al médico
o Tratamientos ineficaces / perjudiciales
o Práctica de análisis, a veces malinterpretados (iatrogenia)
Enfermería tiene una función muy importante en la solución de gran parte los problemas de este período, que son bien enfocados con medios terapéuticos (conductistas). Se denomina también “terribles dos” porque se presentan abundantes rabietas y negativismo (responde a todo que no).
• Período preescolar (3 a 6 años)
Características:
o Época de descubrimientos, ingenio y curiosidad
o Van aceptando pactos y soluciones intermedias
o Los niños dominan el control de esfínteres y su autocuidado, teniendo más independencia
o Integración en otra comunidad Colegio / Parvulario
o Comienzan a relacionarse con otros niños que consideran muy importantes
o Su mundo no se limita a su hogar y disfruta de la compañía de otros niños con los que crecerá y aprenderá a compartir juegos y logros de forma natural
• Período escolar (6 a 12 años / adolescencia)
Características:
o Crecimiento y maduración lento pero constante
o Escasos factores de estrés físico y emocional
o Sus horizontes se han ampliado (Colegio, amigos, ambiente extraescolar)
o Educación en hábitos saludables (Ejercicio físico, alimentación, juegos) que contribuye a que pueda gozar de un estado de salud óptimo inmediato y futuro

Desarrollo físico
La niñez empieza a los 2 años(según neviaska) y termina a los 10 años
• El aumento de peso es de 2 kilos cada año (promedio), de modo que pesa aproximadamente 12 a 15 kilos, unas tres o cuatro veces el peso al nacer.
• Aumenta de talla unos 7 a 13 cm cada año, para una talla promedio entre 85 y 95 cm.
• Postura erecta, abdomen aún globoso sin que se hayan aún desarrollados sus músculos abdominales, por lo que aparece una lordosis transitoria.
• La frecuencia respiratoria es más lenta y regular, aproximadamente entre 20 y 35 respiraciones por minuto.
• Temperatura corporal continúa fluctuando con la actividad, su estado emocional y su ambiente.
• El cerebro alcanza un 80% de su tamaño en comparación con el cerebro de un adulto.
Desarrollo motor (psico-afectivo)
• Puede caminar alrededor de obstáculos y camina en una posición más erecta.
• Se acuclilla por períodos más extensos durante el juego. Sube escaleras sin ayuda, pero sin alternar los pies.
• Se balancea en un pie por unos segundos, salta con relativa facilidad.
• A menudo logra controlar sus esfínteres, pero los accidentes urinarios y de defecación pueden ser esperados, puede ser capaz de anunciar sus urgencias.
• Lanza una pelota sin perder su equilibrio. Puede sostener una taza en una mano y puede sacar sus botones de la camisa y bajar su cierre.
• Abre la puerta girando la manilla.
• Toma el lápiz en forma de puñal y hace trazos desordenados, puede imitar trazos circulares.
• Se sube a una silla de regular tamaño, se voltea y se sienta.
Desarrollo cognitivo
• La coordinación de movimientos con la vista y la mano mejora, puede juntar objetos y desarmar otros.
• Comienza a usar objetos con propósito, como el empujar un bloque como si fuera un barco.
• Logra hacer simples clasificaciones, como el juntar ciertos juguetes por parecidos.
• Empieza a hablar entre los 1 y 3 años.
• Disfruta que le lean cuentos y participa apuntando con el dedo, haciendo sonidos relevantes y volteando las hojas.
• Se entera que el lenguaje es efectivo para captar la atención de otros y satisfacer sus necesidades y deseos.
• Puede tener un vocabulario entre 50 y 100 palabras, en caso de edad mayor de 7 años pueden aprender entre 200 y 300.
• Comienza a imitar las palabras de los demás para poder adquirir un habla casi perfecta.







• Reacciones emocionales indiscriminadas de agitación y excitación que acompañan a los movimientos espontáneos y que se producen ante estímulos agradables o desagradables.
• En el desarrollo motor observamos lo siguiente:
o A las 15 semanas: Puede coger un objeto perfectamente.
o A las 25 semanas: Se sienta solo.
o A las 45 semanas: Gatea
o A los 15 meses: Ya camina solo.
o A los 2 años: Sube las escaleras solo.
o A los 3 años: Corre de una manera más uniforme, puede lavarse y secarse las manos solo, alimentarse con una cuchara sin ensuciar demasiado, ir al baño, responder a instrucciones.
Desarrollo cognoscitivo: Según Piaget, el infante, hasta los 6 o 7 años, pasa por los siguientes periodos de desarrollo de la inteligencia:
1. Periodo de inteligencia senso – motora: El infante se interesa en ejercitar sus órganos sensoriales, sus movimientos y su lenguaje que le van permitiendo el ir afrontando determinados problemas. Así, entre los 5 y 9 meses, el bebé moverá su sonaja para escuchar el ruido.
2. Periodo de la inteligencia concreta:se distingue en dos fases.
A. Fase del pensamiento simbólico (2 – 4 años) Aquí el niño lleva a cabo sus primeros tentativos relativamente desorganizados e inciertos de tomar contacto con el mundo nuevo y desconocido de los símbolos. Comienza la adquisición sistemática del lenguaje gracias a la aparición de una función simbólica que se manifiesta también en los juegos imaginativos. Por ejemplo, el niño que le regalaron una pelota grande y de colores que está colocada como un adorno. Sus hermanos salen a jugar (sin llevar la pelota de siempre, sucia y pequeña) y le dicen al niño que traiga la pelota; él llevará la que está de adorno porque para él no hay más pelota que la que le regalaron.
B. Fase del pensamiento intuitivo (4 – 7 años) Se basa en los datos perceptivos. Así dos vasos llenos de la misma cantidad de bolitas, el niño dirá que hay más en el vaso largo. En este periodo el desarrollo del niño va consiguiendo estabilidad poco a poco, esto lo consigue creando una estructura llamada agrupación. El niño comienza a razonar y a realizar operaciones lógicas de modo concreto y sobre cosas manipulables. Encuentra caminos diversos para llegar al mismo punto (sabe armar rompecabezas).
En la infancia se produce el egocentrismo, es decir, todo gira entorno al "yo" del infante y es incapaz de distinguir entre su propio punto de vista y el de los demás. También en este periodo predomina el juego y la fantasía, por lo que el infante gusta de cuentos, fábulas y leyendas. Mediante su exaltada fantasía dota de vida a los objetos y se crea un mundo psicológico especial.
Desarrollo afectivo, sexual y social: Se distinguen tres fases:
Fase oral: El niño nace preparado a conservar la vida mamando, y mientras se nutre tiene las primeras relaciones con los demás, creando de este modo un nexo entre afecto y nutrición y entre necesidad de los otros y actividad oral. El niño llevará – para experimentar y comunicar con los demás: todo a la boca, (siente placer).
La relación oral incluye la comunicación a través del tacto, el olor, la posición del cuerpo, el calor, los nexos visuales, el rostro de la madre, etc.
Esta etapa se supera, pero siempre nos quedan rezagos tales como mascar chicle, fumar, llevar objetos a la boca.
Fase anal: Se denomina así porque el niño ya comienza a controlar sus esfínteres y obtiene un placer reteniendo los movimientos intestinales que estimulaban la mucosa anal.
Hay que tener en cuenta que el efectivo control de la defecación se alcanza sólo luego que ha sido posible el control muscular a través de la maduración de los rasgos nerviosos de la médula espinal. Por tanto una educación prematura a la limpieza lleva a fijar a la persona en el carácter anal; por ejemplo: El avaro. El coleccionar objetos es un rezago de analidad.
Fase elíptica: El infante desarrolla un intenso amor por el progenitor del sexo opuesto. El niño se apega a la madre y la niña al padre.
El niño es posesivo, de aquí que el padre es sentido un intruso y un rival (complejo de edipo). En esta rivalidad frente al padre, el niño teme ser destruido por el padre (complejo de castración). Al mismo tiempo nace una angustia en el niño o por el temor confirmado de poder ser destruido por el padre o por su hostilidad frente a un padre que, pese a todo, lo quiere (sentimiento de culpa). Finalmente el niño descubre que para llegar a poseer a su madre tiene que llegar a ser todo un hombre como su padre (principio de identificación). Aquí es cuando el niño comienza a interiorizar las normas de los padres conformándose el "super yo". Analógicamente se llega a la identificación de la niña con su madre.

Liliana Bedoya

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 25/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.